Del rastrillo al lanzallamas: cómo recoger las hojas

El otoño es sin duda una de las épocas favoritas del año para todo el mundo y no sin motivo. Los colores, las temperaturas más moderadas que las del verano, la despedida a los mosquitos… Sin duda todo parecen ventajas hasta que llega una de las tareas más tediosas de la temporada: recoger hojas secas.

Por muy tentador que sea dejar de luchar contra el medio y aceptar el nuevo aspecto otoñal de tu jardín en su variante más natural, quizá te gustaría replanteártelo cuando sepas lo dañina que puede ser la hojarasca para tu césped.

El enemigo

La humedad y la temperatura, combinado con las hojas, pueden hacer que tu césped y las plantas se queden sin la luz necesaria y se pudran. Recogiéndolas, conseguirás no sólo mantener la salud de tu jardín, sino que evitarás resbalones y caídas si las hojas se encuentran en zonas de paso.

Cómo recoger las hojas

ESCOBA

Sólo para zonas embaldosadas, la escoba hará que, por lo menos, tengas la acera limpia y libre de hojas, y que no haya ningún accidente.

RASTRILLO

La opción más accesible para deshacerse de las hojas en tu jardín. Los hay de distintos tamaños, a cuál más fácil de manejar, pero también tiene sus inconvenientes. Un rastrillo puede clavarse en el suelo y levantar el césped, haciendo la tarea contraproducente. Además, si hablamos de recoger las hojas de aceras o caminos, los rastrillos no son nada útiles.

ESCOBA DE HOJAS

Con un funcionamiento muy similar al rastrillo, pero con un cabezal más amplio tanto a lo largo como a lo ancho, podemos agrupar las hojas en montones más fácilmente. Al estar creados con el cometido específico de recoger las hojas del jardín, tienes menos posibilidades de dañar tu césped. Pero ¡cuidado! Según el diseño de los dientes, éstos se podrán clavar con más o menos facilidad en la tierra, dañando el suelo de la misma manera que un rastrillo convencional.

SOPLADOR DE HOJAS A BATERÍA

Un soplador de hojas con batería es una herramienta ligera y asequible que puede ahorrarte horas de trabajo, sobre todo si tu jardín tiene unas dimensiones considerables. Con varias opciones de soplado, puedes llegar a zonas poco accesibles a las que no podrías llegar con una escoba o rastrillo.
Los sopladores de hojas a batería no hacen tanto ruido como cabría esperar, así que son idóneos para limpiar zonas públicas o residenciales.
Este soplador a batería de Makita es uno de los modelos más económicos de la marca. Al ser bastante silencioso, sobre todo en comparación con otros sopladores de la misma potencia, es perfecto para usar en tu casa.

Soplador a batería de Makita BUB360Z para recoger hojas secas
Modelo BUB360Z

SOPLADOR DE HOJAS A GASOLINA

Cuando hablamos de un soplador a gasolina, ya estamos hablando de una herramienta muy potente que no sólo podremos usar para recoger las hojas, sino también para amontonar almendras, olivas y otros cultivos.
Funcionan con gasolina y se transportan en una mochila a la espalda, por lo que, a no ser que tengas un jardín muy grande o quieras aprovecharlo para otras tareas, puede ser excesivo.
Ocupan más que un soplador de hojas a batería, pero tienen la ventaja que, muchos modelos, pueden ser adaptados para hacer la función de aspirador, evitándonos otra tarea.
Éste es el caso de este soplador a gasolina. Combinado con un set de aspiración compatible tienes todas las funciones necesarias para librarte de las hojas de una vez por todas.

Soplador Makita Gasolina BHX2501
Modelo BHX2501

QUÉ HACER CON LAS HOJAS SECAS

Una vez amontonadas las hojas, tienes varias opciones.

HACER COMPOST CASERO

De una manera controlada, las hojas secas pueden ayudarte a abonar tu jardín y huerto prescindiendo de fertilizantes químicos. Guarda las hojas en un recipiente ventilado o compostador que mantenga la humedad pero que evite que lo que echemos en él se pudra. Allí podrás mezclar las peladuras de verduras, cáscaras de huevo, etc. y hacer tu propio abono orgánico junto con las hojas secas.

QUEMAR LAS HOJAS

Si tienes un lugar adecuado para hacerlo, siempre puedes quemar los restos de la poda, hojas secas… Recuerda que antes, tienes que pedir permiso a tu ayuntamiento.

TIRARLO A LA BASURA

La opción más sencilla es recoger todas las hojas en una bolsa y tirarlas en un contenedor para deshechos de jardín.

Deja un comentario